ENVÍO GRATIS a península en todas tus compras a partir de 500G de café

CAFETERA ITALIANA, CAFÉ PERFECTO EN TU CASA

La cafetera italiana (o moka)  nos permite disfrutar del placer del auténtico café recién hecho desde la comodidad de nuestro fuego habitual de cocina.

Gran parte de su éxito reside en su diseño atemporal y su sencillo mecanismo.

ORÍGENES DE LA CAFETERA ITALIANA O MOKA

La «cafetera italiana» , como hoy la conocemos es una de esas piezas que no falta en casi ninguna cocina. Por mucho que las cafeteras de cápsulas y otros inventos se hayan ido haciendo fuertes en los últimos años, la cafetera italiana de la toda la vida -la Moka de Bialetti– sigue siendo un imprescindible dentro del menaje cafetero.

Los orígenes de esta cafetera se remontan a 1933 cuando ya se estaban perfeccionando las máquinas de espresso para uso profesional en bares. Renato Bialetti consiguió introducir en los hogares la Moka Express.

En la actualidad podemos encontrar este tipo de cafeteras, con toques estéticos ligeramente diferentes, de muchos otros fabricantes.

CÓMO USAR LA CAFETERA ITALIANA

1. ELIGE EL CAFÉ ADECUADO

Un buen grano de café es el paso principal para la obtención de un óptimo resultado. Es importante que sea de tueste natural preferiblemente 100% arábica o blend, a través de nuestra web podemos encontrar una amplia selección para todos los gustos.

 

2. USA AGUA DE CALIDAD, PREFERIBLEMENTE CALIENTE

El usar agua ya caliente puede marcar la diferencia en el resultado final. Calienta agua mineral de calidad hasta que vaya a romper a hervir, y llena el depósito de la cafetera hasta justo debajo de la válvula.

3. LLENA EL CACILLO DE CAFÉ

Deja caer el café con suavidad, ocupando todo el espacio pero sin presionar, podría estropearla. Nivela el café sobrante con un cuchillo o cucharilla, y limpia lo que haya podido quedar en los bordes del cacillo

4. CIERRA LA CAFETERA ITALIANA

Con cuidado de no quemarte al tocar la base, encaja la jarra superior sobre el embudo de café, girando bien pero sin pasarte de fuerza, agarrándola por el cuerpo y no por el asa.

5. DEJA LA TAPA ABIERTA

Selecciona una potencia o temperatura media-baja, y deja la tapa abierta. En teoría, el café no se calienta tanto y saldrá así mucho más equilibrado, fresco y dulce. Por eso también se recomienda no calentar la cafetera con un fuego demasiado potente, aunque tarde más.

6. SIRVE RÁPIDO

Una vez el café ya está saliendo, cierra la tapa y apaga el fuego, retirando la máquina cuando haya salido todo.

El café debe tomarse recién hecho, recalentar el café o tomarlo frío hace que puerdan las delicadas cualidades de los granos seleccionados por tanto parte del sabor.

 

¡No te pierdas nuestras novedades y consejos cafeteros, síguenos también en redes sociales!